Mirador de Uchupampa

Lunahuana

[INSERT_ELEMENTOR id=”125″]
[INSERT_ELEMENTOR id=”485″]

Lunahuaná

Lunahuaná es una excelente alternativa para admirar la naturaleza, practicar deportes de aventuras y probar comidas inolvidables. Su valle es alimentado por el río Cañete, donde habita el rico camarón y, gracias a sus aguas en la tierra, crecen huertos y viñedos.

Es un destino ideal para practicar canotaje, trekking, ciclismo de montaña, así como para la visita de bodegas vitivinícolas y sitios arqueológicos. Su variada oferta gastronómica, sus ricos piscos y vinos te harán volver.

Catapalla

Luego de cruzar el puente colgante del anexo de Catapalla, en la margen derecha del río Cañete, se pueden alquilar caballos y mulas para recorrer el pueblo o realizar un paseo por algunos de sus sitios arqueológicos. Catapalla es famosa también por su miel de abejas, polen y sus frutales.

El Mirador de Lunahuaná

Desde el mirador se tiene una vista panorámica de la ciudad de Lunahuaná, también de gran parte del valle del río Cañete.

Bodegas vitivinícolas

Al recorrer la ruta se encontrará con pequeñas y grandes bodegas y, lo más importante, podrá conversar con los mismos productores, quienes le explicarán el proceso de la elaboración del pisco y el vino